Bueno ya terminando la semana post-maratón me pongo frente al ordenador a tratar de contar como buenamente pueda como fue la carrera...

Como es constumbre en estas carreras, el Viernes fui con Luna a por el dorsal al típico hotel oficial más o menos céntrico, una vez recogido el dorsal, bolsa del corredor con camiseta (muy chula por cierto), y demás cosas que te da la organización, estuvimos en la feria del corredor, donde vimos a Pablo con su marca de zapatillas y además estaba Martín Fiz, por lo que tuve la ocasión de pedirle que me firmara la camiseta y hacerme una foto con él, vestidos de personas..

Para el día de la carrera, las previsiones meteorológicas no eran nada positivas, llegué a leer en los días anteriores un 99% de probabilidad de lluvia y vientos de 50km/h, con una sensación térmica de 3ºC, una maravilla para ir a luchar por hacer sub 3 horas...

Como la esperanza es lo último que se pierde siempre piensas que quizás se equivoquen y salga un buen día, cosa que cuando me desperté el Domingo y posteriormente salí a la calle me dí cuenta de que no iba a ser así, al menos no iba a llover, pero soplaba Cierzo y soplaba mucho (durante la carrera fue mantenido a 50km/h). 

A las 8.30 llegaba a la zona de la salida en el Parque Grande Jose Antonio Labordeta, ya había bastante gente dejando mochilas y empezando a calentar, por lo cual tocaba hacer lo propio, quitarme ropa de abrigo y empezar a mover antes de que me quedara helado. Con el Cierzo que estaba soplando me iba a tomar la carrera en plan conservador y no iba a arriesgar e ir a por las 3 horas, quedarse cortado con tanto viento era sinónimo de pasarlo muy mal y posiblemente perder un montón de minutos en meta, por lo cual me iba a quedar con el libre de 3h15 y lo más tapado posible dentro del grupo.

Suena el pistoletazo, y a los 10 segundos paso por el arco de salida, enciendo el crono de mi Garmin y allá voy, a por un maratón más, horas de entrenamiento y "sufrimiento" (entre comillas porque nadie me obliga a hacerlo) se quedaban atrás para dar paso al momento definitivo. Me sitúo desde los primeros metros en el cerca de la libre de 3h15 y lo más tapado posible por el resto de corredores, eso lo aprendí a hacer muy bien en mis años de ciclista. A los 10 km seguía con el grupo sin mayor problema pero tenía unas ganas importantes de ir al "servicio", lo cual significaba descolgarme y pegarme el consiguiente calentón para volver a enganchar, pero no me quedaba otra, así que en el segundo paso por el Parque Grande me meto detrás de un árbol y procedo a ello. La verdad que volver a meterme en el grupo no me costó especialmente y lo hice en menos de 1 km lo cual no me tuvo mucho tiempo peleándome contra el viento en solitario

En el km 15 había quedado con Luna y mi padre para que me hicieran el primer avituallamiento "sólido" de la carrera y como no, allí estaban, me dan ánimos, los geles correspondientes y me hacen algunas fotos que pongo más abajo. Sigo en el grupo mientras los kilómetros van pasando rápidamente y me siento muy cómodo, solo con el “estrés” que genera el correr tan pegado, ya que puedes dar o recibir algún codazo o pisotón, siempre sin mala intención. Pasamos la mitad de la carrera en 1h 35 min, vamos más rápido de lo previsto, pero está bien pensado ya que en la zona final iba a pegar mucho viento. Sobre el kilómetro 28 otra vez ganas de ir al "servicio", esta vez ya me daba más miedo, hacía más viento y las piernas ya tenían unos cuantos kilómetros acumulados, pero no me quedaban más opciones, o lo hacía o lo hacía, así que en el primer descampado que vi paré. Sorprendentemente volví a enlazar muy fácil con el grupo, lo que me hace pensar que realmente iba por debajo de mis posibilidades, pero ahora sentado en el sofá de casa y sin Cierzo es muy sencillo de decir.

Hacia el km 30, estaban de nuevo mi padre y Luna para hacerme el segundo avituallamiento, en este caso geles y líquido, y alguna foto más para el recuerdo, la siguiente vez que los viera ya sería en meta.

Los kilómetros fueron pasando sin mayor complicación o preocupación que no comerme un cono o una de las vallas que había caídas por el recorrido a causa del viento y que al ir en grupo no se veían. Hacía el kilómetro 40 me decido a salir del grupo y los 2 kilómetros que quedan hacerlos en solitario para intentar bajar un poco el crono de las 3h15, finalmente cruce la meta en 3h12 con muy buenas sensaciones y muy contento con el resultado.

Como estaba por allí Martín Fiz, aprovecho para hacerme otra foto con él, esta vez vestidos de corto.

Ahora con las piernas totalmente recuperadas ya estoy pensando en la siguiente, y Barcelona tiene muchos puntos… 

Picture
Con Martín Fiz tras recoger el dorsal
Picture
Llegando al primer avituallamiento, km 15
Picture
Primer avituallamiento sólido
Picture
Kilómetro 35 con Cierzo de cara
Picture
Con Fiz después de la carrera, ya pasó todo!
 


12/30/2011 15:48

Nice one info, thanks

Reply
01/26/2012 15:41

THX for info

Reply

Thanks for information

Reply
03/24/2012 23:59

good post

Reply
08/16/2012 14:31

nice post

Reply



Leave a Reply.