Esta mañana se ha levantado un día bastante bueno detrás de la ventana, y digo detrás de la ventana porque en el momento que salías a la calle te dabas cuenta del viento que soplaba, son cosas de la ciudad del Cierzo... En cualquier caso no iba a quedarme en casa... además tenía el "incentivo" de que había quedado con Pablo para ponernos al día y entrenar un rato juntos. Él me ha acompañado durante 9km del entrenamiento y luego yo en solitario he seguido hasta los 20 que me han salido en total en 1h 35min. Es menos tiempo de que debería haber entrenado pero para la semana que he llevado no me quejo...

Dejo una foto del Ebro a su paso por el Parque del Agua y los más observadores podreís ver el Moncayo de fondo con nieve en las cotas altas.
Picture
 





Leave a Reply.