He estado un poco liado, así que tengo que pedir disculpas por dejar el blog un poco de lado, como siempre digo, intentaré actualizar más asíduamente... Prometido!!

Como pongo en el título, ya dí por terminada la primera mitad de la temporada, un poco antes de lo previsto, pero contento con lo conseguido... En mi anterior entrada, había hecho de liebre en la Media de Zaragoza y me iba a ir a Donosti a ver si mejoraba mi tiempo personas en los 21km. 

Aprovechando que en San Sebastian, tengo unos buenos amigos, nos fuimos a pasar el finde allí... la pena es que no pudimos visitar apenas nada de la ciudad porque se pegó todo el sábado lloviendo "como si no hubiera un mañana" :), además de bastante viento, la lluvia no me asusta (este año mis mejores tiempos han sido lloviendo), pero el viento me tiene un poco harto... 

Por suerte el domingo durante la carrera no llovió y el viento se quedó en una pequeña brisa en algún punto del circuito. La idea era mejorar mi MMP de 1h22 y si podía ser bajar de 1h20. La carrera era en  un circuito de 2 vueltas bastante llano a excepción de una pequeña subida en la parte final de cada vuelta. En carrera me metí en el grupo de la liebre de 1h20, el único problema es que era un grupo bastante amplio y  en alguna zona de circuito un poco estrecha había que ir con los 5 sentidos para no golpear ni se golpeado. La libre nos llevo un poco más rápido de lo que debería, pero se podía aguantar el ritmo, hasta que en el km17 después de llevar un rato de sufrimiento e ir con el "gancho" me solté del grupo, lo bueno que llevábamos una ventaja de 40" para bajar de 1h20. Me iba a tocar sufrir y tirar de calculadora para administrar esos 40" pero no quería que se me fuera el  tiempo... Al final, sufriendo bastante y sprintando en meta conseguí para el crono en 1h19´59'' :)

Al principio del post he puesto que dí por terminada la primera parte de la temporada un poco antes de lo esperado, la idea era correr el 10k de Zaragoza para bajar marca, 3 semanas de después de la media de Donosti, pero acabe muy cansado fisicamente  y de cabeza, no me salían los entrenos como debían ni estaba con "ganas de zapatillas", así que decidí tomarme un descanso y empezar a preparar la segunda parte del año.

En la segunda parte, el gran objetivo el Maratón de Valencia, el tiempo que quiero hacer por ahora me lo reservo hasta ver como van los entrenos... y si de paso se cruza algún 10k y puedo mejorar mi marca sería "la leche"...

Así que ya sabéis... alguien se viene a Valencia?? ;) Yo por ahora me pongo las zapas y a por la tirada larga :)
 

Gracias!!

05/13/2013

1 Comment

 
Llevo compitiendo en deporte desde los 15 años, he participado en muchas carreras, de BTT, incluido un campeonato de España, cicloturistas como la Quebrantahuesos, algún duathlon y no menos carreras de atletismo, pero este domingo corrí sin duda la más importante de todas ellas. Hasta ahora siempre he dependido de mi mismo y nadie dependía de mi... ayer eso cambió, hice de liebre en la Media Maratón de Zaragoza, "la de casa".

Desde que estoy metido en esto del atletismo siempre he admirado a quienes hacen de liebre en las carreras, así que en el momento que tuve la oportunidad no lo dudé y me ofrecí para ello. Por mis tiempos en la maratón de BCN hace mes y medio y lo "grabado" que tengo el ritmo de las 3 horas en maratón, tanto Miguel como yo creímos que lo ideal sería hacer de liebre de hora y media. 


Así que el domingo allí estaba, a las 8:30, en el Puente de Piedra, junto con Pinchi (liebre de 1:25) y Joaquín (liebre de 1:20),  esperando a que Miguel hiciera el reparto de globos... después de dejar las mochilas y calentar un poco nos dirigimos a la salida, para situarnos cada a la altura del "paquete" que nos indicaba nuestro globo, esta vez no tocaba estar en las primeras líneas de la salida.

Cómo de costumbre el Cierzo no quiso perderse la fiesta, así que eso iba a hacer que nuestro "trabajo" fuera un poco más difícil. Lo sencillo es poner un ritmo constante y llevarlo desde la salida hasta la llegada, pero con el viento y lo revirado de algunas zonas del circuito lo ideal iba a ser ganar un poco de tiempo con el Cierzo a favor para perderlo cuando este nos pegara de cara y en alguna de las zonas estrechas del circuito. Así se lo iba haciendo saber a los corredores que iban en mi grupo, tanto el tema de ganar segundos con el viento de culo para perderlos con este de cara, como el que en las zonas más estrechas íbamos a estirar el grupo para evitar golpes, codazos y tropezones y luego nos agrupábamos de nuevo para ir en grupo contra el Cierzo en la zona paralela al Ebro. Tengo que decir que en mi pelotón hubo un gran compañerismo y me hicieron caso en todo lo que les iba diciendo... Gracias chicos!! ;)


Los kilómetros fueron pasando poco a poco, entre algún consejo, algún ánimo y algo de conversación... Cuando llegamos al kilómetro 19 le dije a "mi gente" que íbamos con 10 segundos de ventaja y que era el momento de que si tenían algo dentro lo sacaran, y así lo hicieron, me dejaron prácticamente solo, bueno y sin prácticamente, entre solo en meta, cumpliendo un tiempo de 1h 29 minutos y 58 segundos. Tras cruzar la raya tenía varios de "mis chicos" esperando para darme las gracias por ayudarles y por  que según decía alguno si no fuera por mi no habrían podido, desde aquí quiero decir lo mismo que les dije en la llegada, "si no se corre a 4'15 no se pasa en menos de 1h30 la media", y ellos lo corrieron, y eso nadie puede quitárselo.

Solo por esos minutos después de meta vale la pena hacer de liebre y ayudar (en la medida de lo posible) a que otros cumplan sus objetivos, tal y como he hecho yo muchas veces.

Desde  aquí dar las gracias a todos y cada uno de los que compartisteis conmigo los 21 kilómetros y me hicisteis disfrutar de la mejor carrera de mi vida. ¡¡GRACIAS!!
 
 
Estoy de nuevo por aquí... a ver si no pierdo las buenas costumbres... Bueno a lo que iba, después de un tiempo pensándolo me he decidido a incluir una nueva "sección" en esta web. Un espacio dedicado al material que voy usando en mis entrenamientos y competiciones, para ir contando que tal me va, que sensaciones me ofrece o que tal resultado me está dando. 

Hay un par de cosas que si que quiero dejar muy claras antes de nada. La primera es que las opiniones que yo vaya dando son completamente mías y referidas a mi, con esto quiero decir que, algo que yo pueda decir que me va genial no tiene porque funcionarle a ninguno de vosotros o viceversa. Y  la segunda es que, todo el material que vaya colgando son productos que me he pagado de mi bolsillo, no hay ninguna marca que me de nada, por lo cual si algo digo que me va bien es porque estoy contento con ello y lo digo sinceramente, y si digo lo contrario ocurre exactamente lo mismo.

Poco más que comentar  simplemente que si tenéis un poco de paciencia iré colgando distintas cosas de las que voy usando... Así que sin más os invito a que os paséis por la sección de Material a ver si os gusta!!
 
 
En la entrada anterior contaba que iba a correr en los próximos días la Carrera del Ebro y a la semana siguiente la Maratón de Barcelona, también decía que durante la semana siguiente iba a colgar la crónica de la Carrera del Ebro, bueno esto último no pudo ser, así que con cierto retraso os voy a contar lo que pasó en ambas carreras…

De la primera de las dos citas no hay mucho que contar, el plan era un entreno con dorsal y eso es lo que fue, con la única salvedad de que el viernes anterior me había aparecido, mientras entrenaba, una pequeña molestia en el talón izquierdo. Para prevenir algún problema mayor y dado que la carrera era por montaña decidí salir con zapatillas de trail, lo cual no fue para nada una buena idea. En el kilómetro 15 de los 30 que tenía la prueba me empezaron a salir ampollas en ambos pies, que en el kilómetro 22 me hacían tener que andar en las subidas porque era imposible correr pisando con la parte delantera del pie… Al final, con ampollas incluidas hice un tiempo de 2h18 con un ritmo medio de 4’30”/km. La parte mala fue que con mis ampollas no pude seguir a Imanol y Pinchi que iban a ritmo de entrenamiento también.

Durante la semana mi mayor preocupación fue curar las ampollas e intentar paliar lo más posible el dolor del talón con visita al fisio incluida, quería llegar a la salida de la maratón del domingo siguiente con las menores molestias posibles, la idea era hacer otro entrenamiento con dorsal, pero cuantos menos dolores tuviera mucho más llevadero sería todo… Entre luchar contra las ampollas y entrenos suaves se pasó la semana,  llegó el viernes por la tarde, momento de preparar todo para el sábado por la mañana salir rumbo a Barcelona. El sábado Luna y yo habíamos quedado con Patxi, Sofia, Imanol y Morgan, que venían desde Donosti, en una gasolinera para ir los dos coches juntos hasta el hotel. Como tengo por costumbre, mi intención era salir a trotar 20 minutillos para dejar las piernas listas para el día siguiente, pero al ponerme las zapatillas me di cuenta de que no era buena idea, tenía bastante molestias tanto por una de las ampollas que se me había vuelto a abrir en el entreno del jueves como por el talón, así que me quede en casa a la espera de la hora de salir. Cuando llegamos al punto de reunión me acordé de que me había dejado mi famosa tortilla de azúcar para desayunar el domingo en casa… había que volver…  mientras el resto salieron de camino a la ciudad condal.

El resto del día por Barcelona se pasó comiendo pasta, descansado, recogiendo los dorsales y poco más.

Al día siguiente quedamos a las 6.30 en el restaurante del hotel los 6 para desayunar, yo previamente me había tomado mi desayuno de antes de las carreras (si, mi tortilla de azúcar), así que únicamente me tomé un café solo para terminar de despertarme. Una vez terminado mi café los dejé terminado de desayunar, me subí a por mí mochila y me fui dando un paseo hasta la salida. Acaba de llover, las calles estaban mojadas pero hacía muy buena temperatura, algo más de 10 grados y nublado, ideal para correr… ya en la zona de la Plaza de España me quito el chándal y dejo la mochila en el guardarropa, a mover un poco para ir cogiendo sensaciones. A las 8, media hora antes de la salida, habíamos quedado los 6 en una zona de la salida, para despedirnos y desearnos todos suerte. Patxi, Imanol y yo nos encaminamos a los cajones de salida y Luna, Morgan y Sofía ya de camino al kilómetro 15 que era donde habíamos quedado en vernos, en el 15 y luego en el 28.
Imagen
Últimos instantes antes de la salida, nervios, tiro la camiseta de calentamiento a una esquina, empieza a llover un poco, suena “Barcelona” de Freddie Mercury y Caballé y se da el pistoletazo de salida, ¡a por mí séptima maratón! Mi idea era salir a un pulso controlado y no ir forzando, con lo cual el tiempo esperado suponía que iba a estar algo por debajo de 3h15, pero no mucho, simplemente salía a disfrutar. Durante los primeros kilómetros voy cogiendo el ritmo, encontrando buenas sensaciones y manteniendo un ritmo por debajo de 4’15” al pulso que tenía como objetivo. Paso el kilómetro 14 por debajo 1 hora y veo a Luna, Morgan y Sofía animando entre la gente, Luna me da un avituallamiento líquido que tenía preparado. Va todo bien, demasiado bien, y ni me acuerdo de las ampollas ni mi talón… Llega el paso por la media maratón, lo hago por debajo de 1h29, aún queda mucho por delante, el maratón aún no ha empezado (como oí una vez, la maratón es un 10000 con un calentamiento de 32 km). Llego al kilómetro 28 con parada técnica incluida en el 27 (hacer pipí), por debajo de las 2 horas justo en ese momento veo de nuevo a las chicas animándome, no pensaba que llegaran para mi paso por este punto.  Me lo empiezo a creer... ¿y si bajo de 3 horas? Queda mucho pero me planteo intentarlo, me noto bien de fuerzas aunque nunca se sabe donde puede aparecer el muro.  Sabía que llevaba a la liebre de 3h por detrás de mí, así que únicamente tenía que preocuparme de que no me pasara y llegaría a meta por debajo del tiempo…  En la zona que la carrera va paralela a la playa he de reconocer que pasé algún momento malo pero había que aguantar, tenía controlado al grupo de 3 horas por detrás.  Los kilómetros seguían consumiéndose, pero sabía que desde el 40 hasta meta hay una autentica encerrona en forma de avenida grande, recta y con subida. El año pasado ahí se me vino encima todo y este año podría volver a pasar, había que llegar con algo en la reserva para superarlo…  Pasé a los pies de Colón para entrar en el 40, tenía justo detrás la liebre de las 3 horas, era el momento de sacar todos los entrenamientos que llevaba encima, los kilómetros recorridos y todo lo que me quedara si quería cumplir un sueño, no quedaba otra, apretar los dientes, agachar la cabeza y tirar hacia delante, con un montón de gente animando a los lados el dolor se hace menor y llego a Plaza de España, giro a izquierda, el kilómetro 42, levanto la cabeza y esta la meta, quedan 195 metros. Miro el crono de la carrera, ha pasado por unos segundos las 3 horas, miro el mío, aún estoy en 2 horas 59, no se los segundos,  hay que seguir apretando, finalmente paso debajo del arco, paro el crono, lo miro y 2:59:36, ¡lo he conseguido! ¡he bajado de 3 horas en la distancia mágica!

Felicitar a Imanol y Patxi que acabaron ambos el maratón siendo para este último la primera vez que lo consguía y con unas ampollas bastante interesantes ya de salida.


 
 
Si en mi última entrada escribía que llevaba mucho tiempo si “aparacer” por aquí, esta no debería de ser menos pero por no repetirme no lo voy a poner… también podría prometer que volveré a escribir con mayor frecuencia, pero como no me gusta incumplir promesas lo dejaré en que, al menos, lo voy a intentar…

En estos meses he tenido varios cambios deportivos, y varias cosas que no han cambiado. Empezando por el final, las cosas que siguen inalterables, sigo sin ser sub 3h en la distancia de Filípides, al final por circunstancias de trabajo no pude ir a correr en San Sebastian. Lo intentaré en algún maratón de Otoño, San Sebastian, Valencia o incluso Castellón… 

Ahora vamos con lo que si he cambiado… Ya pertenezco a un club de atletismo, el Running Zaragoza, era un paso natural, ya tenía muy buena relación con varios de los integrantes, así que era el momento de vestir su camiseta, y ya de paso, vuelvo a tener licencia federativa, que desde mis tiempos de ciclista no era deportista federado. También he de decir que en el nuevo club me han recibido con los brazos abiertos y que está lleno de gente increíble!

Desde la última entrada hasta ayer he corrido poca cosa, un par de San Silvestres y una carrera de trail. Pongo hasta ayer porque esta mañana he participado en la Carrera del Ebro, pero eso lo contaré en una entrada posterior...
Volviendo a las carreras de estas fechas pasadas, la carrera de trail en la que participé fue la Sky Race del Turrón que sube desde el pantano de Arguís hasta el pico del Águila en 4,5km con un desnivel de 640m acumulado, para mi, que era mi primera carrera lo resumiré como una paliza importante, que al menos salvé quedando en mitad de la tabla. 
Las dos San Silvestres que corrí fueron ambas en Zaragoza, el día 30 una en el barrio de Las Fuentes, por las riberas del Ebro, y al día siguiente la de Zaragoza por el centro de la ciudad, ambas con un recorrido de 5km teóricos, en las cuales, con el "calentón" correspondiente, marqué medias de 3'42"/km y 3'37"/km, no son una maravilla de medias pero son carreras quizás demasiado cortas para mi...

Foto cortesía de José María Herrero.
Para despedirme, decir que a lo largo de esta semana colgaré la crónica de la carrera de esta mañana :)
 
 
Bueno, hace mucho desde la última vez que me pasé a contar algo por estos sitios. Deportivamente hablando, tengo alguna novedad que iré contando en siguientes posts, esta vez lo espero cumplir...

Hoy mi idea es contar un poco como me fue la Maratón de Zaragoza, la de casa, que se celebró el pasado Domingo.  Este año se ha celebrado un mes largo antes que el año pasado, lo cual ha ayudado bastante a que el clima fuera algo más llevadero, y realmente sí que se consiguió, soplo algo de Cierzo, pero ni comparación con lo que hizo el año pasado. Yo después de no poder realizar la preparación idónea para esta carrera decidí correrla como parte de los entrenamientos para la Maratón de San Sebastián a finales de noviembre. La idea era salir acumular km sin tener un objetivo claro, hasta que la última semana me encontré realmente bien en los entrenamientos y decidí jugármela y meterme en el grupo de 3 horas, comandado por el gran Martín Fiz, estaba claro que no iba a aguantar los 42 km pero por lo menos iba a ser un buen entreno a ritmo de maratón durante unos cuantos km.

El "protocolo" fue como en todas las carreras de estas características tanto los días anteriores, carga de hidratos, endurecimiento de pies, etc, como la mañana de la carrera, despertándome 3 horas antes de la salida y tomando la típica en mi tortilla de azucar, café largo con leche y algo de fruta, y hasta la salida algo de bebida con hidratos, además de un EnerShot recomendado por Trinkel y que desde ahora va a formar parte de mi rutina de las carreras. 

Como me gusta ir con tiempo para controlar los nervios en la medida de lo posible, a las 7.35 (la salida era a las 8.30) ya estaba por el Parque Jose Antonio Labordeta, y ya se respiraba ambiente de maratón, así que a cambiarme, dejar la mochila, algún que otro saludo y a empezar a calentar un poco que la mañana estaba fresquita.

La estrategia iba a ser como el año pasado, encuentro con Luna y mi padre para que me dieran avituallamiento en el 
km 15, luego sobre el 28 y ya a meta. Se dio la salida y me metí en el grupo de 3h con Fiz a la cabeza, en el grupo muchas caras conocidas de otras carreras y de vernos entrenando, los primeros kilómetros fueron pasando muy bien, el ritmo era rápido, las pulsaciones estaban en su sitio y las sensaciones eran buenas. Durante los primeros 14 km se rueda por el parque y aledaños por lo cual ir con un ritmo más rápido del objetivo era buena idea ya que eso permitiría perder algo al final cuando nos tocara luchar con el Cierzo. En el kilómetro 15 me encuentro con Luna y mi padre que me dan el primero de los dos avituallamientos, las sensaciones son muy buenas y seguimos por debajo del "horario previsto". Pasamos la media maratón con muy buen crono (1h28') y sigo con buenas sensaciones. Era el momento en el cual se entraba a correr el Casco Antiguo de Zaragoza, un cambio en el recorrido que a mí personalmente me gustó mucho. Sobre el kilómetro 28 me vuelvo a encontrar con Luna y compañía para darme el segundo avituallamiento, para esas alturas de carrera he perdido unos metros con el grupo pero los tiempo de paso por cada kilómetro siguen siendo por debajo de 4’15’’. Los problemas empiezan a llegar sobre el km 32, donde realmente empieza la maratón, los tiempos empiezan a caer y me aparecen unas molestias en el estómago que incluso me hacen plantearme el parar. Por suerte se van y me dejan correr tranquilo, ya hasta meta solo queda sufrir e intentar no perder mucho tiempo. Me iba a tocar pelear solo contra el Cierzo, así que me lo tenía que tomar con filosofía e intentar que el ritmo no se fuera mucho mas de 4’40’’. Por suerte Luna y mi padre aún están un par de veces más por el recorrido lo cual da muchos ánimos cuando vas tocadillo. Al final entro en meta con un crono de 3h03’’ con saludo a Trinkel incluido unos metros antes, contento para el estado de forma con el que llegaba.

Dar las gracias una vez más a Luna y a mi padre por su paciencia para estas cosas y por recorrerse Zaragoza para avituallarme. Y felicitar a la organización por el gran trabajo que realizaron para que todo fuera perfecto.

Ahora a poner la cabeza en San Sebastián para poder atacar de una vez las 3 horas, a ver si a la tercera va la vencida.  

Fotos: Ana Urrea, Javier Terrer y Carlos Arturo Barrio.-
 
 
Después de más de dos meses desde mi última entrada vuelvo por estos lares, y una vez más intentando prometerme a mi mismo el mantener este blog un poco más actualizado e intentar ir añadiendo nuevos contenidos que lo hagan un poco más atractivo (lo cual no es muy complejo...).

En lo deportivamente hablando, desde la Maratón de Barcelona he corrido dos carreras más, la primera fue el 12K de Frutos Secos El Rincón en su primera edición y la segunda la ya tradicional Media Maratón Ciudad de Zaragoza.

No me voy a extender en escribir tediosas crónicas que no hacen más que aburriros y que decidáis no volver a entrar al blog del pesados este... Así que a modo de resumen sobre la primera de ellas diré que era la primera carrera para dos buenos amigos, Iván y Nacho, y que yo tuve la suerte de poder compartir carrera con Miguel (Trinkel en el mundillo). Era la primera edición de una carrera que tiene buena pinta, y el único pero que le sacaría es que estaba mal medido el circuito haciendo sobre 500 metros de más. Al final un tiempo de 48 minutos y puesto 39 en la general. Contento!


Sobre la Media Maratón de Zaragoza, carrera en la que debutaba Victor, decir que el objetivo era 1h20', al final se quedó el tiempo en 1h22' con un puesto 66 en la general. A modo de escusa puedo decir que ese día se levantó algo de Cierzo, pero aún así no creo que pudiera haber estado en el tiempo objetivo aunque quizás si algo más cerca ya que desde que me descolgué del grupo de la liebre en el km8 me tocó ir solo contra el viento, pero bueno ya digo que no es escusa. Sobre la liebre de 1h20', que esta ocasión la responsabilidad recayó sobre Jose María ,decir que hizo un gran trabajo marcando un ritmo totalmente uniforme. Y en lo referente a la organización, darle un 11 sobre 10, no solo en el tema de la carrera meramente dicho, si no en detalles como el chip incorporado en el dorsal, un SMS al terminar dándote tu tiempo y puesto... y a los 2 días un correo electrónico con una galería de 5000 fotos de la carrera completamente gratuitas.


Sobre carreras futuras, la primera que es inminente la tengo este domingo, el 10k de Zaragoza, aunque sinceramente no tengo puestas grandes pretensiones en ella, ya que la noche anterior Luna y yo tenemos boda de unos amigos, lo cual hace que las piernas no estén todo lo "finas" que debieran.

Espero volver por aquí a contaros mis "películas" en breve...  
 
 
Poco a poco se fue acercando la fecha y al final allí estaba, en la línea de salida de la Plaza de España de Barcelona escuchando “Barcelona” del gran Freddie  Mercury y Montserrat Caballé segundos antes de que se iniciara el que hasta hoy ha sido mi mejor maratón…

Pero antes de todo habían pasado muchos kilómetros de entrenamiento y algunos que otros de carreras… La decisión de correr este maratón para intentar estar en 3 horas la tomé justo antes de correr mi anterior maratón. Cuando vi que en Zaragoza no iba a poder estar en esos tiempos gracias a nuestro querido Cierzo, pensé que Barcelona podría ser un buen sitio para intentarlo… sin Cierzo y un circuito bastante favorable, además de un gran ambiente que siempre ayuda. A todo esto se le sumaba que en Barcelona vive mi amigo Arnau y que en esa carrera iban a debutar en la distancia mítica otro amigo y su hermano,  Patxi e Imanol, por lo cual antes de darme cuenta ya estaba inscrito.

Llego el Sábado antes de la carrera y Luna y yo salíamos por la mañana hacia la Ciudad Condal, la idea era comer ya en Barcelona, ir a por el dorsal y visita de rigor a Pablo y su stand de la feria del corredor, registrarnos en el hotel y dar un paseo por la zona haciendo tiempo para cenar que era cuando estaba previsto que llegaran Patxi y compañía. Sobre las 10 de las noche nos llamó Patxi para decirnos que ya estaban listos para bajar a cenar, allí estaban todos, Imanol, Morgan, Unai, Santi, Sofía y Patxi. Entre batallitas e historias varias pasamos un buen rato de cena, subimos a darles los dorsales a Unai, Imanol y Patxi y a Santi mi avituallamiento del km 28 y a dormir, que cambiaban la hora y nos quedaban pocas horas para despertarnos.

A la mañana siguiente, con todo preparado y el desayuno de rigor ya en el estómago cogíamos el metro en dirección Plaza de España, últimos preparativos en las escaleras de la Fira, calentador, quedar en un punto al terminar, un par de fotos y… a los cajones de salida!!

Suena la canción de “Barcelona” y pistoletazo de salida, mucha gente los primeros kilómetros, yo voy buscando el ritmo y las sensaciones, la liebre de 3 horas no aparece por ningún lado, tampoco veo a Unai que iba a ir a mi ritmo, así que por el momento tocaba ir cogiendo el ritmo sin ponerme nervioso. Sobre el kilómetro 5 me pasan Unai y Rubén un amigo suyo de Barcelona que iba a por las 3 horas igualmente, además de que con ellos va Santi en bici con mi segundo avituallamiento, así que me uno a ellos  y a ver pasar los kilómetros. Poco a poco va pasando el tiempo y con ello la distancia, las sensaciones son muy buenas, mantenemos los tres el ritmo y una animada conversación que hace todo mucho más llevadero. En el kilometro 15 están Luna, Sofía y Morgan, me pasa Luna mi primer avituallamiento y seguimos sin mayor problema, manteniendo el ritmo perfecto y disfrutando de un gran clima y una gran ciudad para correr. Pasamos el medio maratón en 1h30’37’’, la cosa va bien, tenemos que recuperar unos pocos segundos pero la parte más dura por  el perfil ya está hecha. Sobre el kilómetro 27 hacemos los tres a la vez una parada rápida para “descargar” las vejigas y a seguir en carrera, no perdemos más de 30”, que además ya los teníamos de ventaja de los kilómetros anteriores.

En el kilómetro 29 Unai se encuentra con problemas y nos dice a Rubén y a mí que sigamos que el va a aflojar un poco hasta que se recupere,  al final se tuvo que retirar en el 32, otra vez será… Rubén y yo seguimos con el ritmo, solo hay un problema, Santi no aparece con mi avituallamiento y me empiezo a preocupar, finalmente no nos pudo encontrar y no pudo dármelo. De todas formas me iba encontrando bien, la preocupación, tal y como pasan los kilómetros, va quedando menos para meta y me encuentro bien solo con el agua de los avituallamientos, va disminuyendo. El paso por el kilómetro 40 lo hacemos en 2h51, si mantenemos el ritmo bajaremos de las 3 horas, pero esto es un maratón y no hay nada fácil.

Tal y como entrabamos en los dos últimos kilómetros me empiezo a descolgar de Rubén, le digo que tire que nos vemos en meta, la carretera pica algo hacia a arriba y yo iba completamente vacío, era consciente de que no iba a poder pasar meta antes de las 3 horas, pero tenía que intentar no hundirme del todo… consigo mantener un ritmo de 4’45’’ 5’ el kilómetro… En el 41 están Luna, Sofía y Morgan de nuevo y con sus ánimos consigo sacar las fuerzas (aún no sé de dónde) para pasar meta en 3h01’.

Por un minuto yo personalmente doy el objetivo por conseguido, más teniendo en cuenta que hasta el 40 iba en tiempo… Pasada meta estaba esperándome Rubén que si lo había conseguido por unos segundos. Nos damos un abrazo y las gracias por las tres horas que hemos pasado juntos animándonos.

Una vez salgo de la zona de llegada me voy hacia donde había quedado con Luna, allí estaba esperándome, me da la enhorabuena y yo las gracias por el ánimo y vamos con el resto del grupo. Patxi también estaba, lo dejó en 15, tal y como tenía previsto y esperamos a que llegara Imanol mientras animábamos a todos los que iban pasando. Finalmente Imanol acabo en 4h07’ su primer maratón, sufriendo mucho desde el 40 también, pero es un gran triunfo solo el terminar!!

Ya de vuelta al hotel  para recoger las maletas y el coche, nos estaban esperando Arnau, Beth y Pau que no pudieron venir antes. Un poco de charla y de vuelta para casa que aún nos quedaban 3 horitas de coche…

Como resumen, objetivo “cumplido”, un gran fin  de semana, y creo que volveremos a Barcelona a correr!!

Con Patxi antes de ir a los cajones de salida

Todos juntos después de la carrera

 
 
Al final, gracias a la organización de la carrera puede conseguir un dorsal "in extremis", así que que menos que empezar dando las gracias a Os Andarines d'Aragón por la inscripción.

La carrera la habíamos planteado con Juan como una carrera de entrenamiento sin ir a tope y como final de una semana de series e intervalos, por lo cual con bastante carga de intensidad en las piernas. Por lo cual no iba a salir un tiempo para enmarcar, pero me iba a ir bien para ir a un ritmo más rápido que el del objetivo en la Maratón de Barcelona.

Todo esto sobre el papel es muy bonito y fácil, pero el Jueves me noté un dolor en el soleo interno del tobillo izquierdo al terminar el entrenamiento. En su momento no le dí más importancia que la de una pequeña sobrecarga fruto de la semana de volumen anterior y la de intesidad que estaba desarrollando, total, el Viernes me tocaba descanso, así que esperaba recuperar sin problemas. El problema es que al intentar salir a entrenar el Sábado después de trabajar, de las dos horas que tenía previsto hacer solo pude hacer 11 minutos por que el dolor al correr era bastante intenso, total que a casa a recuperar todo lo posible y a ver como "amanecía" al día siguiente.

El Domingo por la mañana parecía que no me dolía, la idea inicial era entrenar una hora antes de la carrera, pero tal y como estaba el Sábado mi tobillo preferí únicamente hacer la carrera. El problema llegó al empezar el calentamiento, el dolor no había remitido y me dolía cada vez que apoyaba el pie...Así que no me quedaba otra que intentar hacerlo lo mejor posible dentro de las posibilidades de mi tobillo e intentar no forzar demasiado para no terminar de "romperme", además la carrera iba a ser dura, este año si se cumplía el dicho popular de estas tierras de "San Valero ventolero"... Al final, acabando cojo y sin poder subir escaleras paré el crono en 39'06'', no del todo mal tiempo para no ir a tope, con el tobillo muy tocado y con mucho Cierzo y en la posición 66 de la general, aunque en esa no tengo escusa del viento ya que el Cierzo fue para todos igual.

Hoy mientras escribo estas líneas creo que mi tobillo está recuperado del todo, y aún tiene hasta mañana por la tarde para terminar de "curarse", mañana os cuento si realmente ya está bien o le tengo que dar un poco más de tiempo.

 
 
Bueno, después de un mes sin actualizar este pequeño rincón de Internet vuelvo por esto lares... Hemos cambiado de año, con la consiguiente participación ya tradicional en la San Silvestre de Zaragoza, con un 47º puesto sacando un ritmo medio sobre los 4.800 metros de 3'25''/km, lo cual para estar empezando la temporada no estuvo nada mal.

Por lo demás sigo preparándome para la Maratón de Barcelona, en las carreras preparatorias he incluido la Media Maratón de Tudela para el 25 de Febrero y he quitado el 10k del Roscón porque uno, que es como es, se durmió un poco y se quedó sin inscripciones, habrá que esperar a Junio para poder hacer un 10k decente en Zaragoza.

En los entrenamientos pocas novedades, esta semana en la que estamos estoy con carga de kilómetros y como nota interesante comentar que el Domingo salí a entrenar con Juan, Roberto, Victor y Daniel, todos unos galgos de cuidado, y nos hicimos 24km en 1h50' hablando y contándonos "batallitas" y próximos retos, menos mal que me respetaron y no me pusieron las cosas difíciles, ya que iba